5 Recomendaciones para manejar el cólico del lactante

Como madre, el bienestar de tu bebé es uno de tus objetivos principales. En determinadas etapas del crecimiento de tu pequeño, es posible que experimente llantos inconsolables como fruto de los denominados cólicos del lactante.

Estos incómodos episodios tienen lugar desde las 2 semanas hasta aproximadamente los 4 meses del bebé y se caracterizan por un llanto de alta intensidad sin motivo aparente que en ocasiones se acompaña con endurecimiento del vientre, enrojecimiento de la cara y gases.

Tu pequeño se encuentra molesto y con dolor, lo que le produce una sensación de angustia y malestar que quieres evitar.

 

A continuación te ofrecemos 5 recomendaciones para manejar los cólicos de tu bebé:

 

  1. En primer lugar, debes relajarte y estar tranquila. Tú bebé no esta enfermo ni tiene ningún anomalía. Es muy recomendable que le transmitas sensación de seguridad y tranquilidad. Para ello cógele en brazos y ofrécele seguridad con tus caricias, masajes abdominales, contacto piel con piel, etc.
  2. Como madre, se te recomienda cambiar los hábitos alimenticios. En un 25% de los casos en que la madre deja de tomar derivados de la leche de vaca en su dieta se producen beneficios. A su vez, una dieta libre de alérgenos.
  3. Mantener un ambiente que garantice relax y tranquilidad para tu hijo. Una luz tenue y un entorno libre de ruidos facilitarán
  4. Esta situación puede ser objeto de estrés para ti como madre. Intenta realizar turnos con tu pareja o familiares para favorecer el descanso y evitar los posibles problemas de convivencia que pueda desencadenar este episodio.
  5. También pueden utilizarse otras medidas como la manipulación espinal, osteopatía o quiropraxia. Existe la posibilidad de administrar probióticos los cuales regulan la flora intestinal de tu pequeño y evitan los gases y malas digestiones. El empleo de Reuteri gotas como complemento alimenticio a base de lactobacillus (bacteria viva) que se administra mezclado con la leche fría o templada ayuda a mejorar las digestiones de tu pequeño evitar los tan temidos y molestos cólicos.

 

Artículos relacionados