Cinco consejos para evitar la cistitis este verano

Las infecciones de orina son una afección muy típica de la época estival. Los baños en las piscinas, la playa, el aumento de las temperaturas, etc., provocan que la incidencia de esta infección aumente durante estos meses.

Según lo que explica la Asociación Española de Urología, la cistitis se produce por la presencia de gérmenes en la orina, con las consiguientes molestias que esto acarrea: cambios en el flujo vaginal, picos, escozor, abundantes ganas de miccionar, etc. Las bacterias que más provocan este tipo de infecciones son: Escherichia Coli, Klepsiella, Enterococo, Proteus, Corinebacter o Pseudomona.

Pautas a tener en cuenta

Aunque hay una serie de medidas preventivas que se deben mantener a lo largo del año, como puede ser una correcta higiene íntima, sí existen otras más específicas de estos meses que pueden ayudar a prevenir las infecciones de orina:

  • Mantener una correcta higiene íntima. En este aspecto cabe destacar que la zona genital debe lavarse con agua o productos específicos para esta parte anatómica desde la zona anterior a la posterior. De esta manera evitaremos que los gérmenes localizados en la zona del ano se trasladen a la uretra provocando infecciones. En este aspecto, se desaconseja realizar lavados vaginales muy profundos, ya que se puede alterar la flora vaginal y promover el desarrollo de infecciones vaginales.
  • Usar prendas que no sean excesivamente ajustadas y que permitan la transpiración. La ropa que es muy ajustada, y de telas que no permiten una correcta transpiración corporal, provocan que aumente la temperatura de la zona y, por tanto, la humedad. Esto se convierte en un ambiente idóneo para que se produzcan infecciones vaginales. Tejidos como el algodón, el lino o la seda permiten una correcta transpiración.
  • No cambiarse el bañador. Es aconsejable no estar mucho tiempo con el bañador mojado, ya que esto provoca un ambiente perfecto para el desarrollo de bacterias, las cuales pueden provocar infecciones vaginales. Debido a esto, si se presenta un día de playa o de piscina por delante, no olvides llevarte ropa para cambiarte.
  • Beber agua. Es importante tener en cuenta que en verano sudamos más, por lo que se recomienda ingerir una mayor cantidad de agua. Por otro lado, cuanta más agua bebamos, más ganas de miccionar tendremos, hecho que ayuda a la eliminación de los gérmenes localizados en la zona íntima.
  • Ir al baño después de mantener relaciones sexuales. De esta manera nos aseguramos la eliminación de los posibles gérmenes que puedan estar presentes en la vagina.

Además de estas pautas, actualmente contamos con una serie de productos específicos como Exelvit Cistibell para ayudar a prevenir y actuar como coadyuvante en el tratamiento de infecciones urinarias.

 

Artículos relacionados