Métodos anticonceptivos disponibles en la actualidad más allá del preservativo

El pasado 28 de septiembre la Sociedad Española de Contracepción presentó las conclusiones de la Encuesta nacional sobre Anticoncepción 2018 (Hábitos de la población femenina en relación al uso de métodos anticonceptivos).

Entre los resultados que se presentaron, cabe destacar que la edad de inicio de las relaciones sexuales ha bajado hasta los 16,37 años, es decir, las adolescentes se inician hasta tres años antes que sus madres en estas prácticas. Por otro lado, el 72,1% de las mujeres españolas en edad fértil utiliza actualmente algún tipo de método anticonceptivo, siendo el preservativo la opción que un mayor porcentaje de mujeres prefieren: el 29,6% y, por último, hasta un 30% de las encuestadas han recurrido en algún momento a la píldora del día después.

Diferentes métodos anticonceptivos

A día de hoy existen una gran variedad de opciones disponibles a la hora de elegir el método anticonceptivo que prevenga de embarazos no deseados.

Dispositivos intrauterinos. El principal método anticonceptivo intrauterino es el DIU, un pequeño dispositivo, hecho generalmente de plástico o cobre, que tiene forma de T y se coloca dentro del útero impidiendo que los espermatozoides lleguen al óvulo.

– Anticonceptivos de barrera. Aquí podemos distinguir los preservativos, tanto femeninos como masculinos, y el diafragma. Los primeros son unas fundas hechas de látex, siendo de mayor tamaño el preservativo femenino. Por su parte, el diafragma es una especie de copa de silicona que se coloca en el interior de la vagina cubriendo el útero. Los tres impiden el paso de los espermatozoides al útero de la mujer.

-Métodos “irreversibles”. Aquí podemos distinguir la ligadura de las trompas de Falopio y la vasectomía. Ambas son operaciones que “cierran” los conductos a partir de los cuales los espermatozoides pasan a los óvulos.

En el caso de la mujer, las trompas de Falopio se cortan o se ligan para impedir el paso de los espermatozoides. Por su parte, en la vasectomía se cortan o bloquean los conductos deferentes, localizados en el escroto, que se encargan de transportan los espermatozoides hasta la uretra.

-Métodos hormonales. Entre estos podemos distinguir la píldora anticonceptiva, el anillo vaginal, el parche cutáneo o los anticonceptivos hormonales inyectables. Algunos de estos métodos se aplican una vez cada cierto tiempo, como es el caso de los anticonceptivos inyectables, mientras que otros necesitan ser ingeridos una vez al día, como es el caso de la píldora y otros permanecen en el cuerpo de la mujer durante tres semanas hasta que se inicia el período de descanso, como es el caso de los anillos anticonceptivos. Dentro de las características de los métodos de larga duración, un 50% de las mujeres encuestadas ha reconocido que la comodidad que ofrecen estos productos es su ventaja más destacada. Además de esto, actualmente existen app diseñadas específicamente a otorgar una mayor comodidad a las usuarias, como es el caso de MyOwn Time.

A pesar de toda esta variedad, el preservativo sigue siendo el método que más emplean las mujeres en edad fértil, estando en segundo lugar los métodos hormonales. Sí es importante tener en cuenta que los métodos hormonales no protegen frente a las enfermedades de transmisión sexual, como sí lo hacen los preservativos. Por lo que es aconsejable emplear doble método de protección (preservativo y otro método añadido), en el caso de que sea necesario.

Artículos relacionados