Migrañas y Fibromialgia: ¿la sufren más las mujeres?

controla la cafeina

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la Migraña se sitúa entre las 10 enfermedades más incapacitantes y se caracteriza por fuertes dolores de cabeza con duraciones oscilantes entre las tres y cuatro horas. Respecto a la Fibromialgia, fue reconocida por la Organización como enfermedad a principios de los años 90, destacando que afecta en mayor parte a las mujeres con un frecuente dolor osteoarticular generalizado y crónico.

No vamos a entrar a definir qué las provoca o las consecuencias, si queréis más información al respecto os facilitamos los links de la AEPAC (Asociación Española de Pacientes con Cefalea) y la Fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica

¿Por qué somos las mujeres más propensas a sufrirlas?

En el caso de la fibromialgia, en el 90% de los casos las que la sufrimos somos mujeres. Mujeres situadas en una edad intermedia, ya que es poco frecuente en casos infantiles o en edades avanzadas.

Pero ¿a qué se debe? Por desgracia, la medicina no ha avanzado tanto como para determinar un motivo concreto. Sin embargo, se cree que puede deberse a una disminución de la serotonina.

Un motivo de peso es el estrés, las mujeres tendemos a dejar que nos afecten más las emociones y ambas situaciones desequilibran nuestro sistema inmunológico y hormonal.

En el caso de las migrañas, los estrógenos son un factor de gran importancia. En esta enfermedad también influyen los cambios hormonales tales como menstruación, embarazo, uso de anticonceptivos…

En resumen, las mujeres somos más propicias a padecer dichas enfermedades por nuestra capacidad de lidiar con el estrés y ser seres emocionales. Pero tranquilas, en unos párrafos os contaremos un pequeño secreto para mejorar nuestra calidad de vida a pesar de las migrañas y la fibromialgia.

Ahora hablemos de lo que ya existe para tratarlas.

¿Con qué se tratan?

Para la fibromialgia los tratamientos farmacológicos existentes no son curativos pero sí de carácter aliviante. Para ello es muy útil adherir la práctica de deporte aeróbico y una vida sana. Se pueden seguir tratamientos con analgésicos, antiinflamatorios e incluso antidepresivos. Todo ello con el fín de mejorar el sueño, la fatiga, y sobre todo el dolor.

Para hablar de las migrañas, permitidme que lo haga en primera persona y de mujer a mujer contaros mi experiencia. Siempre he tenido dolores de cabeza, pero desde hace dos años tras una situación laboral estresante empezaron a intensificarse junto a otras incomodidades como: visión borrosa, tensión en la nuca y espalda, picores muy extraños tras contacto con el agua, extra sensibilidad en la piel, aumento de congestión (rinitis crónica), insomnio, ansiedad… como podéis imaginar un desastre, y la lista sigue. Llegué a estar ingresada en dos ocasiones.

Mi neuróloga me valoró y comenzó a derivarme a varios especialistas para descartar que fueran producidas por algo más. Por suerte todo descartado, pero en el camino: ovarios poliquísticos, por si fuera poco. A la par de las diversas pruebas probé tres tratamientos: Flurpax (muy flojo para mis migrañas), Triptizol (en mi caso no me favoreció, incluso empeoré) y Topamax. Con este tuve más suerte, aguanté un año con él y tras seis meses y pasar por la situación que comentaba, extraño era el día que no tenía una. Aprendí a vivir con ellas. Rellenaba un diario de migrañas con todas las dolencias acaecidas, no quedaba hueco ni día sin algo. Empecé a notar descargas por la zona craneal por lo que mi Neuróloga decidió aplicarme un tratamiento novedoso: el uso de Botox para combatir las migrañas. A día de hoy llevo 4 sesiones y en Mayo tengo la quinta, no tiene efectos secundarios y se puede aplicar tantas veces como sea necesario (también dependerá de cada caso). Lo que os puedo decir es que he mejorado en casi un 80%, sólo he tenido dos espisodios muy fuertes en los últimos cinco meses. No obstante, tengo mis dolores que a veces me impiden hacer un día normal por eso quería contaros otro secretillo… válido también para la fibromialgia.

dudasdemujer

¿Qué puede mejorar la calidad de vida de las afectadas por la Migraña y la Fibromialgia?

Informándonos y hablando con doctores, hemos visto que la Medicina Hiperbárica es realmente buena como terapia complementaria, nada invasiva y sin efectos secundarios. En mi caso sería ideal para ese 20% de migrañas que aún persisten. Cuando lo pruebe, prometo contar la experiencia por si os sirve a las mujeres que como yo, han visto su vida diaria condicionada por esta enfermedad.

Debéis saber que funciona tan bien porque la oxigenación con cámara hiperbárica actúa como un regulador químico, ya que reordena los sistemas de liberación de neurotransmisores y alivia los dolores.

En el caso de la fibromialgia tiene efectos desinflamatorios, estimula la cicatrización y reparación de los tejidos, aumentando el flujo sanguíneo a nivel periférico y del sistema nervioso central y también tiene efecto sobre los neurotransmisores.

¿Dónde informarse sobre la Medicina Hiperbárica?

En nuestro país existe Biobárica, empresa especialista en este tipo de terapia que distribuye las cámaras. Son un grupo de profesionales interdisciplinarios que conforman una red de centros de atención donde se dedican al estudio, investigación, difusión y aplicación del tratamiento. Además la Medicina Hiperbárica también es idónea en otra serie de enfermedades que podéis ver en su web.

En España podemos encontrar centros en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Mallorca, Ibiza y Marbella.

Si tienes uno cerca y estás padeciendo alguna de estas enfermedades acércate a informarte.

Y ¿Tú? ¿Te animas a contarnos tu caso en nuestra plataforma anónima para la mujer?

Artículos relacionados