¿Qué hacer si mi hijo tiene piojos?

¿Qué hacer si mi hijo tiene piojos?

Prácticamente la mayoría de los padres deben enfrentarse en algún momento de su vida a un episodio de pediculosis en sus hijos pequeños. A pesar de que la infestación por piojos se puede dar en cualquier momento del año, hay épocas en las que las posibilidades de contagio son mayores: la época escolar, los meses estivales, los campamentos, etc.

Los piojos de la cabeza son unos insectos de color grisáceo blanquecino que miden alrededor de 2 y 3 milímetros de largo y habitan en el cuero cabelludo de las personas siendo capaces de resistir temperaturas muy variables: entre los 50º y los -30º. Se alimentan a base de sangre humana, produciendo una sensación de picor en la cabeza que, tal y como especifica el Centro de Información sobre la Pediculosis: “el picor es una reacción de nuestro cuerpo a la saliva que el piojo inyecta durante la picadura que realiza para tomar su alimento”.

Cómo eliminar los piojos

En el caso de que el pequeño de la casa se queje de picor en la cabeza, lo primero que hay que hacer es revisar la cabeza del niño, sobre todo la zona de la nuca y detrás de las orejas; zonas predilectas de los piojos y lugar en el que suelen anidar las liendres (los huevos de los piojos). Es aconsejable que, debido a la rapidez de sus movimientos, así como su pequeño tamaño, hagamos esta exploración en una zona luminosa que nos facilite la vista. A partir de ahí es conveniente realizar los siguientes pasos:

  • En el momento en que se ha confirmado la existencia de piojos, es primordial empezar con el tratamiento pediculicida en el caso de la persona infestada y revisar a su entorno; ya que es muy probable que se haya producido contagio.
  • Además del tratamiento, se debe emplear la lendrera para arrastrar a los piojos, tanto los que sigan vivos como los que ya hayan muerto.
  • No compartir utensilios personales como peines, gomas de pelo, etc., y lavar en agua muy caliente los objetos que se sospechen que hayan estado en contagio con los piojos (peines, peluches, almohadas…).
  • Durante los siguientes días hay que estar pendiente para confirmar que todos los piojos han sido eliminados.

Es importante destacar que el contagio de piojos se puede producir en cualquier momento, independientemente de su género y edad. Por otro lado, en contra de una creencia popular muy extendida, tampoco suele haber más posibilidades de contagio en cabezas sucias; sino que se produce el fenómeno contrario: los piojos prefieren el cabello limpio y fino.

Etiquetas del artículo : , , , , , , ,
Artículos relacionados