Síndrome del ojo seco, ¿qué puedo hacer?

Sensación de cuerpo extraño, necesidad de parpadear mucho, alteraciones transitorias de la visión, ojo rojo, empeoramiento de los síntomas al final del día, escozor ocular o lagrimeo reactivo… Estos son algunos de los síntomas del síndrome de ojo seco, también llamada la enfermedad del siglo XXI por su relación, entre otras causas, con el uso continuado de las pantallas de ordenador y móviles. Desde Clínica Rementería, la institución madrileña referente en oftalmología de vanguardia cuentan con una sección especializada en esta patología y con uno de los mayores expertos nacionales: el Dr. Benítez del Castillo.

 

¿Qué causas provocan el síndrome del ojo seco?

Los dos elementos que se relacionan con el síndrome del ojo seco tienen que ver con los niveles de producción de lágrima y la calidad de la misma. En lo que respecta a la producción interviene un factor hormonal ya que la glándula lagrimal – la que hace que lloremos de emoción- está muy influida por éstas. Al haber un descenso o alteración de los niveles de hormonas, especialmente durante la menopausia, aumenta el número de casos de ojo seco en mujeres. Cuando se presenta en otros perfiles (jóvenes, hombres…) es porque está más relacionado con la calidad de la lágrima. Cualquier alteración en la conjuntiva (conjuntivitis) o en los párpados (eccemas, inflamación de los párpados, problemas en la piel como la dermatitis…) puede producir un ojo seco que habrá que tratar con una solución definitiva.

¿Además de la menopausia, hay factores de riesgo conocidos?

Desde Clínica Rementería, nos indican que el síndrome del ojo seco es un síntoma más propio de las mujeres desde la menopausia por el descenso hormonal que afecta a los niveles de lágrima. La edad, las enfermedades generales del tejido conectivo, la artritis, el déficit de vitaminas A y de omega 3 y 6, el tabaco o un uso crónico de medicación tópica, son algunas de las causas que aumentan el riesgo de padecerlo.

¿Por qué lo llaman la enfermedad del siglo XXI?

El consulta continuada de pantallas como la del móvil o el ordenador, sin los recomendables descansos tienen que ver, a la larga, con este síndrome. Entre otros motivos, nuestro ritmo de parpadeo, y por tanto de lubricación de nuestro ojo, desciende y estamos sometiéndole a tiempos más pronunciados de sequedad.

¿Cómo proceder hasta que un profesional nos atienda en la consulta?

Como siempre la importancia de un diagnóstico precoz es clave. En Clínica Rementería cuentan con una sección especializada y con uno de los mayores expertos nacionales, el Dr. Benítez del Castillo. Hasta que seamos atendidos en consulta por un especialista lo recomendable es tratar de evitar la causa que creemos que lo provoca. También se puede acudir a la farmacia y comprar alguna lágrima artificial. Siempre es recomendable una consulta para descartar otros problemas y que nos pauten el mejor tratamiento.

¿Existe un tratamiento personalizado?

En Clínica Rementería cuentan con una sección especializada en la que cada caso se trata de manera personalizada para recibir un tratamiento a medida. Tendrás a tu disposición la aparatología más especializada y gracias a una amplia gama de tratamientos, que incluye meibografía, IPL, Miboflo, sondaje de las glándulas de meinomio y blephex entre otros, tus ojos recibirán la calma y la hidratación que necesitan.

Además ponen a tu disposición uno de los productos más punteros en la solución de este síndrome: el PRGF o plasma rico en factores de crecimiento (Endoret®). Un producto biomédico totalmente compatible ya que se formula a partir de proteínas del paciente.

 

Más información
Clínica Rementería
91 308 38 38
CALLE ALMAGRO 36- MADRID
28010
www.clinicarementeria.es

dr-benitez-del-castillo_director-cientifico-de-la-clinica_-especializado-en-la-patologia-de-ojo-seco

Clínica Rementeria

Etiquetas del artículo : ,
Artículos relacionados